// Tiempo de Exposición | Planeta Cero

La fotógrafa Tati Babini nos invita a conocer los sobrevivientes del Planeta Cero

¿Qué pasaría si el astrónomo Urbain Le Verrier realmente hubiese descubierto el Planeta Cero, Vulcano? ¿Y si Gene Roddenberry, creador de la serie original Star Trek, hubiese sabido de la existencia de ese planeta, y el actor Leonard Nimoy hubiese sido un verdadero Vulcano? ¿Cuántas posibilidades existen hoy, de que todos estos interrogantes sean verdaderos? 

Ilógico, diría Spock, la falta de datos siempre invita al peligro. Pero la idea de que la raza humana sea la única forma de vida evolucionada en el Universo parece totalmente inverosímil, teniendo en cuenta la inmensa cantidad de planetas y estrellas existentes. Sin ir más lejos, en 2018 científicos del Observatorio del Monte Lemmon descubrieron un asombroso planeta en el sistema HD 26965, conocido también como 40 Eridani, de dos veces el tamaño de la Tierra, ubicado a 16 años luz de distancia y potencialmente habitable. Por su ubicación y sorprendentes similitudes a las del planeta Vulcano de Star Trek, los medios comenzaron a llamarlo Vulcano. Esta noticia le resultaría fascinante a Spock, después de todo, como dijo Oscar Wilde: La vida imita al arte mucho más que lo que el arte imita a la vida. 

Planeta Cero se propone la misma misión que la nave espacial Enterprise: ...explorar nuevos mundos extraños. Buscar nueva vida y nuevas civilizaciones. ¡Hasta alcanzar lugares donde nadie ha ido antes!

Planeta cero - Tati Babini

 

Tati Babini (Rosario, Argentina, 1981).
Es Licenciada en Bellas Artes, Especializada en Grabado, por la Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y Realizadora Audiovisual egresada de la Escuela Provincial de Cine y Televisión de Rosario (EPCTV).
Además es Animadora, graduada de la Escuela de Animación de Rosario (EPA).
Continúa su formación realizando capacitaciones y cursos vinculados a la gráfica y a la fotografía, principalmente en la Escuela de Artes Plásticas Manuel Musto y en laboratorios de video coordinados por Gustavo Galuppo. Se caracteriza por ser una artista multidisciplinar, lo que la lleva a participar en diversas muestras colectivas en la Casa del Artista Plástico de Rosario, en el Museo de Arte Contemporáneo de Rosario (MACRO) y reiteradas veces en el Centro de Expresiones Contemporáneas de Rosario (CEC) como en el 2019 en el Encuentro Fantasma, una muestra de fotografías y libros. Sus exposiciones individuales más memorables fueron: El hombre huevo y la trampa del espejo de 2009, donde expone una serie de grabados en el Salón Ricardo Suarez, Sede de Gobierno de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y Me comí a Andy Warhol de 2016, en la que presenta grabados, fotografías y objetos en Casa Arijón, Espacio Tucuy, Rosario. En películas, series, cortometrajes y publicidades se desempeña en los roles de directora de arte, ambientadora y utilera. También diseña escenografías en obras de teatro, realiza fondos en animaciones e ilustra cuentos.
Desde el 2010 desarrolla un proyecto autogestivo llamado: Botemovil, una feria de arte ambulante (en su auto Renault Twingo intervenido) que recorre la ciudad de Rosario y sus alrededores difundiendo producciones de artistas locales, vinculadas con la gráfica, el diseño y las ediciones independientes (fanzines, libros de fotografía, objetos de diseño, etc.). Desde el año 2016 hasta la actualidad, coordina talleres de arte infantil en Villa Gobernador Gálvez, ciudad en la que reside actualmente.

Publicado el 18 de Septiembre de 2020

Ver todas las publicaciones